Batallando con la Incredulidad

Propiedades

ISBN: 0829752536
Peso: 0,250kg
Cubierta:
Tapa rústica suave
Número de páginas: 176
Fecha de lanzamiento: 01.02.2008
Idioma: Español

Sólo quedan 5 en Stock

Precio Internet: $9.600
Compartir con tus amigos

Batallando con la Incredulidad [Libro]

John Piper (Autor)

  0.00
Para valorar este producto, debe iniciar sesión.

Descripción

Nadie peca involuntariamente.Lo hacemos porque el pecado nos ofrece algún tipo de promesa de felicidad.
Esa promesa nos esclaviza hasta que creemos que Dios es más deseable que la vida misma (Salmo 63:3).
Solamente el poder en las promesas superiores de Dios y del evangelio puede emancipar nuestros corazones de la esclavitud de las promesas superficiales y placeres efímeros del pecado.El pastor Piper muestra la manera de separar esas raíces del pecado que se aferran a nosotros tales como:

  • La ansiedad
  • El orgullo
  • La vergüenza
  • La impaciencia
  • La avaricia
  • La amargura
  • El abataimiento
  • La lujuría

Los clientes que compraron este título también compraron:

Cuando no deseo a Dios
Cuando no deseo
a Dios [Libro]
Tapa rústica suave:  $9.900
John Piper
Nació el 11 de enero de 1946 en Chattanooga, Tennessee. Estudió Literatura y Filosofía en Wheaton College. Después de la Universidad, completó una Licenciatura en Teología en el Seminario Teológico Fuller, en Pasadena California. Fue a través de Daniel Fuller que descubrió los escritos de Jonathan Edwards.
Piper hizo un doctorado en Estudios del Nuevo Testamento, en la Universidad de Munich, Alemania.
En 1980, Piper se convirtió en el Pastor de la Iglesia Bautista de Belén, en Minneapolis, Minnesota dónde ha estado ministrando desde entonces.
Piper se llama a sí mismo un Cristiano hedonista, y enseña que “Dios es mas glorificado en nosotros cuando estamos más satisfechos en Él”.
Su teología es reformada, Bautista y Calvinista. Respecto a sus creencias escatológicas se llama a sí mismo un “Optimista Premilenialista” y mantiene una visión “post tribulación” de la segunda venida de Jesús.
Piper no se autoclasifica estrictamente como un dispensacionalista respecto a los pactos de Dios, más bien cree que la Ley fue dada para demostrarnos a nosotros que somo pecadores y que no podriamos cumplirla por nuestros propios medios.
Piper enseña que la Iglesia actual es la depositante de todas las promesas de Dios del Antiguo Testamento. Estas promesas no son particularmente dadas a una etnia Israelita, sino a todos los que por la fe en Jesús se han acercado a Él.
Respecto a los dones espirituales, Piper es un continuacionista (este blog no lo es), es decir, cree que los dones sobrenaturales como el de hacer curaciones a través de personas, profecía y hablar en lenguas, están presentes hoy en día y deben buscarse en la Iglesia.
Respecto al apostolado moderno, cree que ha cesado y que la profecía extra bíblica es falible.
Sus principales contribuciones al pueblo cristiano ha sido la gran cantidad de literatura teológica tales como:
“Deseando a Dios”, “Los Deleites de Dios”, “Deja que las naciones se alegren”, “Hambre por Dios”, “Dios es el evangelio”, entre otros.