Despertando a la Iglesia

Propiedades

ISBN: 9781588027436
Peso: 0,240kg
Cubierta:
Tapa suave rústica
Número de páginas: 286
Idioma: Español

Sólo quedan 10 en Stock

Precio Internet: $13.900
Compartir con tus amigos

Despertando a la Iglesia [Libro]

Charles Swindoll (Autor)

  0.00
Para valorar este producto, debe iniciar sesión.

Descripción

En Despertando a la Iglesia, Charles R. Swindoll discute los desafíos, luchas, y las prioridades de la iglesia en el siglo 21. Presenta los problemas inherentes a la iglesia postmoderna basada en el entretenimiento y muestra como un retorno a la enseñanza bíblica restaurará su fuerza e impacto. El mensaje está siendo sustituido por otro de sólo sentirse bien en lugar de como cristianos pararnos firmes en un mundo que ha perdido su camino.
Swindoll expone los problemas y ofrece soluciones para la iglesia evangélica posmoderna, abriendo los ojos a los lectores con sus declaraciones audaces. Swindoll explica el restablecer a la iglesia como una experiencia que cambia la vida, basado en los principios de las enseñanza de Jesús.

Los clientes que compraron este título también compraron:

Decirlo bien
Decirlo bien [Libro]Tapa rústica suave:  $13.900
Charles Swindoll
Conocido sencillamente como “Chuck” en la comunidad cristiana en todo el mundo, el pastor, maestro y escritor Charles R. Swindoll ha dedicado más de cuatro décadas a la comunicación clara de la Palabra de Dios. Junto con una devoción abrumadora por ver la gracia de Dios transformando vidas, el pastor Chuck modela a la vez el gozo contagioso que brota al seguir al Señor Jesucristo de todo corazón.

Habiéndose graduado en 1963 del Seminario Teológico de Dallas, y habiendo servido como Presidente del mismo, el pastor Chuck tiene como visión el ayudar a preparar una nueva generación de hombres y mujeres para el ministerio. En el contexto del ministerio de la iglesia local, Chuck dirige Stonebriar Community Church en Frisco, Texas, en donde se ha sentido honrado al servir fielmente a Dios, con excelencia y eficacia . . . ¡para la gloria de Dios!