El Legado del gozo soberano

Propiedades

ISBN: 0789914468
Cubierta:
Tapa rústica suave
Número de páginas: 176
Fecha de lanzamiento: 09.03.2006
Idioma: Español

Momentáneamente sin stock

Precio Internet: $5.990
Compartir con tus amigos

El Legado del gozo soberano [Libro]

John Piper (Autor)

  0.00
Para valorar este producto, debe iniciar sesión.

Descripción

La gracia triunfante de Dios en las vidas de Agustín, Lutero y Calvino. Leemos sus libros, sus comentarios, sus sermones, y los admiramos por su grandeza. Los miramos como unos gigantes de la fe casi perfectos, encerrados pacíficamente dentro de su estudio, escribiendo sin descanso, sin que los molestaran, que disfrutaban de una unión mística con Dios que solo ellos podían conocer.
Sin embargo, John Piper recoge la verdad: Su experiencia de la majestad y la gracia de Dios en su debilidad, y frente a una cantidad incontable de injusticias y adversidades, fue la que lo cambió todo en sus vidas. Fue la que llevó a Agustín a abandonar los frívolos gozos del mundo, a Lutero al estudio continuo de la Palabra, y a Calvino, no solo a una predicación bíblica infatigable, sino también a proclamar: «Preferiría morir cien veces, a someter a Cristo a… asquerosas burlas». Y puede tener ese mismo efecto en la vida de usted.
Si alguna vez se comienza a sentir satisfecho con el pecado, si alguna vez pierde el gozo de Cristo, si alguna vez lo embotan las influencias del mundo, la vida de estos hombres lo puede ayudar a captar de nuevo las maravillas de Dios. Y por eso, John Piper lo lleva hasta los tiempos de Agustín, Lutero y Calvino, invitándolo a observar sus imperfecciones, leer acerca de su transformación y contemplar el reflejo de Dios en su vida, para que la suya se sienta inspirada a una pasión mayor por la gloria de Dios.
John Piper
Nació el 11 de enero de 1946 en Chattanooga, Tennessee. Estudió Literatura y Filosofía en Wheaton College. Después de la Universidad, completó una Licenciatura en Teología en el Seminario Teológico Fuller, en Pasadena California. Fue a través de Daniel Fuller que descubrió los escritos de Jonathan Edwards.
Piper hizo un doctorado en Estudios del Nuevo Testamento, en la Universidad de Munich, Alemania.
En 1980, Piper se convirtió en el Pastor de la Iglesia Bautista de Belén, en Minneapolis, Minnesota dónde ha estado ministrando desde entonces.
Piper se llama a sí mismo un Cristiano hedonista, y enseña que “Dios es mas glorificado en nosotros cuando estamos más satisfechos en Él”.
Su teología es reformada, Bautista y Calvinista. Respecto a sus creencias escatológicas se llama a sí mismo un “Optimista Premilenialista” y mantiene una visión “post tribulación” de la segunda venida de Jesús.
Piper no se autoclasifica estrictamente como un dispensacionalista respecto a los pactos de Dios, más bien cree que la Ley fue dada para demostrarnos a nosotros que somo pecadores y que no podriamos cumplirla por nuestros propios medios.
Piper enseña que la Iglesia actual es la depositante de todas las promesas de Dios del Antiguo Testamento. Estas promesas no son particularmente dadas a una etnia Israelita, sino a todos los que por la fe en Jesús se han acercado a Él.
Respecto a los dones espirituales, Piper es un continuacionista (este blog no lo es), es decir, cree que los dones sobrenaturales como el de hacer curaciones a través de personas, profecía y hablar en lenguas, están presentes hoy en día y deben buscarse en la Iglesia.
Respecto al apostolado moderno, cree que ha cesado y que la profecía extra bíblica es falible.
Sus principales contribuciones al pueblo cristiano ha sido la gran cantidad de literatura teológica tales como:
“Deseando a Dios”, “Los Deleites de Dios”, “Deja que las naciones se alegren”, “Hambre por Dios”, “Dios es el evangelio”, entre otros.